Tinajas de barro: la esencia y el alma de nuestros vinos Leer más

Celler del Roure nace en 1.996 como una pequeña bodega familiar con la ilusión de elaborar vinos tintos de guarda. En 2.009 inician una línea de investigación sobre el posible uso para crianza de las tinajas de barro enterradas que permanecían “dormidas” en una galería subterránea excavada hace más de trescientos años que alberga noventa y siete tinajas de capacidades comprendidas entre los 600 los y 2.800 litros. Las tinajas de barro enterradas otorgan a los vinos las condiciones necesarias para adquirir las bondades de la crianza en barricas de roble.

No se encontraron productos que concuerden con la selección.