En pleno corazón de la Ribera del Duero, a un kilómetro escaso del pueblo burgalés de Pedrosa de Duero, se encuentra el Pago de los Capellanes.
En el siglo XIV, la actual pedanía de Pedrosa de Duero albergaba una parroquia. En ella los capellanes ofrecían misas y oraciones a cambio de pequeñas parcelas de terreno. Con el tiempo la capellanía llegó a reunir un extenso pago.

No se encontraron productos que concuerden con la selección.